Usain Bolt

Usain Bolt

jueves, 12 de julio de 2012

El show de Wilma Rudolph - Roma 1960



Hay legados que se forjan con la velocidad de un relámpago y dejan cicatrices en una época. Ése fue el caso de Wilma Goldean Rudolph, corredora estadounidense que asombró al mundo en Roma '60. Su historia infantil invitaba a la identificación y a la idolatría instantánea: la vigésima de 21 hermanos, creció con una parálisis debido a una poliomelitis infantil, que la obligaría a usar un corrector en su pierna izquierda durante algunos años. De pequeña sobrevivió a la escarlatina, el sarampión, la varicela y la tos ferina. A los 12 años pudo comenzar a correr normalmente. A los 16, formó parte del equipo olímpico que ganó el oro en el relevo 4x100 de Melbourne '56. Y a los 20, en Roma, desató su furia velocista para deslumbrar al mundo. Rudolph se quedó con tres medallas de oro. Ganó los 100 metros llanos con un tiempo de 11 segundos, que se hubiera transformado en récord mundial (no fue homologado por el viento). Se quedó con los 200 metros con récord olímpico. Obtuvo en equipos la posta 4x100. Inmediatamente fue catalogada como "la mujer más rápida de la historia". La apodaron "El Tornado", "La perla negra", "La gacela negra". Hasta participó en shows televisivos en su país. Como lo bueno dura muy poco, se retiró en 1962, con apenas 22 años. Tras su retiro se convirtió en una referente de la lucha por los derechos civiles. Referencia deportiva de millones, hoy una porción de la ruta 79 en los Estados Unidos lleva su nombre. Y tiene una estatua en su pueblo natal.
Fuente: espndeportes.espn.go.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario